UN SISTEMA INJUSTO

Compartir esto:

 POR: ENRIOQUE A. SANCHEZ L.

No hay duda que estamos viviendo dentro de un sistema injusto, que en Am♪0rica Latina y Europa estamos frente a una elite de un sistema dominante, capitalista, donde la justicia y las soluciones a los problemas sociales ruedan por su fuero.

Donde los problemas sociales y de justicia están a merced única y exclusivamente de un sistema que se está aplicando como dominante, el cual desea imponerse como un dominio unipolar.

Sin embargo, estos pueblos deben buscar en los abrevaderos de la historia la formula de acabar con este adefesio que está eliminando al ser humano, el cual debe y seguirá existiendo. Por lo tanto, estas cadenas que lo esclavizan deben romperse para lograr su derrocho a ser libre, de ser pueblos prisioneros en las redes de su ignorancia por un sistema hipócrita llamado democracia, que en lugar de darle salud y seguridad de vida, lo que hace es oprimirlo y matarlo de hambre, con salarios de miserias y desempleo; con pensiones de cementerios, con alza inalcanzable como la energía eléctrica, la medicina, los alimentos y la viviendas, etc., donde solamente esa claque de esa elite dominante viven como Dioses, son amos y señores de todo. La opulencia es su Dios y su credo, no tienen otra creencia que no sea esa.

 Por lo tanto, deben desenvainarse las espadas de Bolívar, de Sucre, de San Martín, entre otros, para librar estos pueblos sometidos por un sistema capitalista, de explotación y persecución  y no  de cultura.

En vista de que históricamente estos son pueblos abusados por una política de una cultura de exterminio sembradora de cementerios.

Donde los que respiramos por los poros es la sangre de generaciones exterminadas en un mundo de un devenir incierto.

Pues no hay duda, que el instintivo es el fundamento que determina la lucha y conducta de los pueblos. La sublevación es la conducta que asumen los pueblos cuando estos son esclavizados como lo están hasta del día de hoy antes un sistema injusto.  

0
Compartir esto: